ONU lamenta restricciones de salud de pueblos indígenas en Guatemala

85
El Sistema de Naciones Unidas en Guatemala lamentó este domingo las restricciones y el retraso en materia de salud en el que viven los indígenas, históricamente explotados y en condiciones de pobreza en este país centroamericano.
“En Guatemala preocupa que los pueblos indígenas, en particular las mujeres y niñas indígenas, sigan en posiciones desventajosas de la sociedad que atentan contra sus derechos humanos, a pesar del peso demográfico de su población en el país”, indicó en un comunicado la entidad, que conmemora este domingo el Día Internacional de los Indígenas.
“En materia de salud, el acceso a estos servicios aún es restringido en los distintos territorios indígenas, lo cual se agrava por la desfavorable situación socioeconómica”, agregó la institución.
“Las mujeres indígenas, niñas, niños y personas con discapacidad están particularmente en riesgo”, advirtió, añadiendo que “continúa la carencia de un sistema universal de salud con pertenencia cultural”.
ADVERTISEMENT
“Distintos Órganos de Tratados y Relatores Especiales de Naciones Unidas han recomendado de forma reiterada  la elaboración de estrategias de salud intercultural, con la activa participación, y en consulta con los pueblos indígenas, así como la dotación de un presupuesto adecuado”, agrega el comunicado.
Según el documento, la contaminación del río La Pasión a causa de químicos para el cultivo de palma africana “atenta contra un modo de vida, salud y cultura” de las comunidades del pueblo de Sayaxché, ubicado en el norteño departamento de Petén, unos 500 km de la capital.
“La tercera parte del total de la producción de palma africana a nivel nacional se encuentra en este municipio, donde el 71% de población es indígena y la superficie de cultivos de subsistencia (maíz y frijol) es únicamente un 0,66%”, añade, estimando que “la participación plena de los pueblos indígenas es crucial para el establecimiento de estrategias económicas y de desarrollo, y como promotor de su identidad étnica y cultural”.
Según datos oficiales, en Guatemala el 42% de los 15 millones de habitantes son indígenas, pero entidades autóctonas afirman ser más del 60% de la población. El 51% de la población es pobre, alcanzando, en pueblos indígenas, hasta un 80%.