Educación salvadoreña para estudiantes de la frontera con Guatemala

68
A diario un grupo de escolares camina varios minutos provenientes de Jutiapa para recibir clases en el municipio de San Lorenzo.
Son conocidos como “los del otro lado del río”. Es un grupo de estudiantes, entre niños y adolescentes, que a diario camina desde el caserío San José Hueviapa del departamento de Jutiapa (Guatemala), hasta el municipio de San Lorenzo, en Ahuachapán, para asistir a clases. Ese caserío guatemalteco y el municipio salvadoreño están separados geográficamente por el río Paz y sobre el cual se extiende un puente de hamaca que es cruzado todos los días por más de 25 alumnos.
A pesar que llegan de diferentes hogares, el sentimiento de cada uno es el mismo: los deseos de superación son más fuertes que las dificultades que tienen que pasar para llegar al centro educativo.
Por ejemplo, Aylin R., de 14 años, camina durante 40 minutos para llegar al Centro Escolar Gilberto Augusto Cárcamo, donde cursa noveno grado. En esta escuela, de acuerdo con su directora Dora Elsa Cadena, reciben a cerca de 20 alumnos guatemaltecos en los niveles de primero, segundo y tercer ciclo. Mientras que en el Instituto Nacional de San Lorenzo son seis los adolescentes que llegan a diario desde Guatemala para concluir sus estudios en bachillerato General.
La adolescente explica que en Hueviapa vive sola con su madre y que no le da temor caminar sin compañía rumbo a la escuela. “Tengo que salir casi a las 12:30 (del mediodía) de la casa para llegar a tiempo a la escuela, que comienza a la 1:30 de la tarde. Sé que detrás de mí vienen otros de la escuela, por eso no me da mucho miedo porque si me pasa algo se dan cuenta”, declaró la adolescente antes de abrir la llave de un chorro para calmar la sed que le provocó el largo viaje.
Contrario a Aylin, Carlos R., de 13 años y quien estudia octavo grado en el mismo centro escolar, dice que hace un recorrido que dura unos 25 minutos, con un grupo de amigos que también llega del otro lado del río.
“Nosotros venimos de aquí cerquita (señalando la otra punta del puente) no nos tardamos mucho y preferimos ir juntos, porque así nos han recomendado en la casa”, manifestó Carlos.
En algo que coinciden ambos estudiantes es que del lado guatemalteco no hay en sus comunidades centros escolares a los que puedan ir; además que aún en los días más lluviosos cuando el río cobra nueva fuerza tratan de asistir a sus clases, aunque esto represente en muchas ocasiones llegar con el calzado y parte del uniforme húmedos.
“También los ponemos a estudiar en San Lorenzo por la cercanía y porque sentimos que están seguros en el trayecto. Ellos se sienten más salvadoreños que guatemaltecos”, afirmó Dinora Arteaga, madre Francisco, un estudiante tercer grado.
La directora Cadena confirma lo mencionado por Arteaga y agrega que, a pesar de recibir a adolescentes y jóvenes del vecino país, el resto de estudiantes no hace ningún tipo de exclusión, tanto así que los alumnos guatemaltecos se integran a las actividades escolares que incluyen celebraciones puramente salvadoreñas.
“La mayoría de ellos tiene doble nacionalidad, pero se sienten más salvadoreños. Cantan el himno de acá y se sacrifican mucho por salir adelante. Ellos no saben de microbuses que los llegan a traer a la puerta de sus casas, deben de esforzarse de muchas formas para conseguir su objetivo”, afirmó la directora.
Katheryn G., de 16 años y estudiante de segundo año de bachillerato, dice que tarda cerca de 30 minutos para llegar al instituto nacional. Pero su mayor preocupación no es el tiempo, ya que está más enfocada en concluir sus estudios y esperar qué pasará después.
“Venimos del lado de Guatemala y estamos por terminar nuestra educación, la que se nos ofrece acá. Muchos quisiéramos ir a la universidad para seguir estudiando, pero la realidad es que no podemos, no tenemos a nadie quien nos ayude a seguir luchando en la vida. Las ganas de superarnos continúan, porque somos jóvenes”, expresa la joven momentos antes de caminar en el puente y regresar a Hueviapa.

Fuente: http://www.laprensagrafica.com/2015/05/29/educacion-salvadorea-para-estudiantes-de-la-frontera-con-guatemala