Educación abre con carencias

95

Entre escuelas dañadas, falta de pupitres, refacción escolar, material didáctico para el docente y libros de texto, además de sobrepoblación estudiantil, el próximo lunes alrededor de 3.3 millones de estudiantes iniciarán el ciclo escolar en establecimientos públicos de todo el país.

POR ALEX ROJAS

El Ministerio de Educación (Mineduc) fue incapaz durante los últimos cuatro años, según analistas consultados, de superar obstáculos en el presupuesto, y el 90 por ciento de los recursos asignados a esa cartera se invierten en gastos administrativos.

Una consecuencia es la falta de inversión en innovación educativa e insumos y la constante demanda magisterial de mejoras salariales.

Calidad educativa

El Mineduc tiene a su cargo 33 mil establecimientos educativos y una capacidad docente que no supera los 160 mil maestros.

Con estos números, de acuerdo con Miguel Ángel Franco, viceministro de Calidad Educativa, es un reto tener aulas con 30 estudiantes, ya que existe un déficit de 10 mil salones de clase para atender la demanda, que aumenta cada año.

“La población estudiantil sube a una tasa aproximada de cien mil niños en edad escolar cada año, y los recursos son insuficientes para que crezca la infraestructura educativa a ese ritmo”, explicó Franco.

El funcionario afirmó que durante los últimos cuatro años se construyeron seis mil aulas para combatir la demanda; sin embargo, dijo, “aún quedan retos grandes por superar”.

“El mayor problema que se tuvo fue que el Mineduc fuera el constructor de obra gris, porque no se tiene la capacidad de hacerlo”, expuso el funcionario al referirse a un préstamo del Banco Interamericano de Desarrollo, por US$150 millones, para el programa Mi Escuela Progresa, el cual no se ejecutó.

María Ester Ortega, analista educativa de la Asociación de Investigación y Estudios Sociales (Asíes), ve que la causa del problema es la falta de lineamientos y el incumplimiento de las condiciones del BID, razón por la cual no se aprovechó el dinero.

“Lo bueno es que la nueva administración podrá hacer uso del préstamo y ejecutar programas que ya ha anunciado, como nuevos edificios, bibliotecas y laboratorios de computación”, aseguró.

Falta de insumos

Refacción, uniformes y libros de texto harán falta el 16 de enero en las escuelas públicas.

A finales del 2011, según el viceministro administrativo, Roberto Monroy, se licitaron 2.6 millones de libros de texto y cuadernos de trabajo para los primeros tres grados de primaria, a un costo de Q38 millones.

Las editoriales ya entregaron los textos, pero estos permanecen en bodegas y aún no llegan a las direcciones departamentales para que luego sean entregados a las escuelas.

“El costo de distribución podría superar incluso la compra. La nueva administración hereda esa deuda”, aseguró Ortega, quien considera que en este momento solo el Ejército tiene la capacidad y logística para entregar los materiales a contrarreloj.

Al respecto, Cynthia del Águila, designada ministra de Educación, indicó que pedirán ayuda a distintos sectores, para que se pueda agilizar la distribución.

“De nada nos sirven los textos si están en bodegas; se necesita llevarlos a las escuelas”, enfatizó Del Águila.

Los materiales didácticos, refacción escolar y, en algunos planteles, uniformes, no están listos, y no lo estarán antes de marzo, pero, de acuerdo con Ortega, “esto no será problema, porque nunca han estado a tiempo. Los maestros y padres de familia se las ingenian para sufragar los gastos hasta que llegan los recursos de gratuidad”.

logros a medias

El Mineduc y representantes de la Gran Campaña por la Educación coinciden en que la gratuidad es el mayor logro en esa cartera.

Franco reconoce que no fue un proceso fácil. Afirma que en el 2010 se consolidó el proyecto, en el 2011 se normalizó y en el 2012 ya se deja institucionalizado.

Sin embargo, en el primer trimestre del año, gastos en artículos de limpieza, energía eléctrica, agua y recolección de basura los absorben los padres de familia o los directores de los establecimientos.

Verónica Spross, directora ejecutiva del grupo de Empresarios por la Educación, criticó que la gratuidad, que es un mandato constitucional, no tuvo un plan establecido para su correcta implementación.

“El dinero nunca llegó a todas las escuelas ni en el tiempo preciso. Además, se confundió el papel importante que tiene que jugar el padre de familia. Ellos tienen que ser partícipes del gobierno escolar”, dijo Spross.

Primer reto

“La infraestructura siempre será un reto”, aseguró Franco, quien reconoció pocos avances en ese aspecto.

Una de las causas de ese rezago son los desastres naturales ocurridos en el 2010 y 2011 y que dañaron gran parte de las escuelas en el país.

Cifras oficiales arrojan que más de mil escuelas afrontaron daños, y de estas aún no han sido reparadas unas 175. Algunos edificios incluso han sido declarados inhabitables, por estar ubicados en zonas de alto riesgo.

Fuente: http://www.prensalibre.com.gt/noticias/Ciclo-escolar_0_624537616.html