Congreso de Guatemala obligado a definir sobre plan de Presupuesto

99

Guatemala, 30 nov (PL) El Congreso de Guatemala deberá definir hoy acerca del plan de Presupuesto de Ingresos y Egresos de la Nación 2016, o continuará vigente el actual, cuya ejecución demostró su insuficiencia para resolver problemas acuciantes en distintas esferas.
Hace varias semanas arreció la polémica en torno al proyecto, que para algunos parlamentarios contiene imprecisiones en cuanto al modo en el cual el Estado logrará agenciarse los 71 mil millones de quetzales, ósea unos 9,4 mil millones de dólares, previstos para su gestión.
La propuesta aprobada en segundo debate este sábado en el legislativo, en sesión extraordinaria, supone un aumento de 9,2 por ciento en sus ingresos totales, pero 94,1 por ciento de estos deben provenir de los ingresos tributarios.
Ello es poco probable por la debilidad estructural de la Superintendencia de Administración Tributaria que hace algún tiempo impide cumplir las metas de ingresos en el país, coinciden economistas y varios diputados opositores.
La perspectiva de ingresos y egresos en discusión, elaborada y presentada por el Ejecutivo a través del Ministerio de Finanzas Públicas, es cuestionada igual porque los fondos destinados a varios ministerios están por debajo de lo requerido para el desempeño de sus funciones.
La asignación para el Ministerio de Educación, por ejemplo, tiene un déficit de tres mil millones de quetzales, es decir, más de 39 millones de dólares con respecto a las necesidades básicas del sector, según autoridades de la institución.
Especialistas del Instituto Centroamericano de Estudios Fiscales hicieron notar, además, que la baja más sensible en el presupuesto en planes es en el área de salud, mientras que los recursos destinados a la niñez equivalen a 6,27 quetzales diarios por infante, menos de un dólar.
De igual modo destacaron que este presupuesto es de sobrevivencia, porque carece de un margen de recursos para el cierre de brechas.
Guatemala aparece entre los últimos a nivel mundial en cuanto a ingresos tributarios e inversión social, asegura la Organización de Naciones Unidas (ONU), cuya representación en el territorio alienta a crear un sistema tributario progresivo, de vigencia temporal, y con mayor carga para quienes ganen más.
Tanto el organismo internacional, como economistas y varios diputados, abogan por que el Congreso apruebe finalmente un presupuesto justo y con los seres humanos como centro para acabar con un círculo vicioso que beneficia sólo a unos pocos.
“Si no se modifica el sistema fiscal de Guatemala no cambiará la pobreza ni la desigualdad. De no poner a las personas en el centro, cualquier política económica que se proponga está destinada a fallar”, señaló la coordinadora del Sistema de la ONU, Valerie Julliand, e insistió en que “nunca saldremos de la pobreza si no hay una inversión social importante”.